lunes, 19 de diciembre de 2016

¿Cuánto de accidente tiene un accidente en carretera?

Según la RAE, accidente es un suceso eventual que altera el orden de las cosas.
Según datos de la OMS, en el año 2015, se produjeron en el mundo 3.500 muertes diarias en las carreteras, a esto hay que añadir un número mucho mayor de personas con secuelas graves.

Aunque la tendencia mundial es irregular, aumenta en los países en desarrollo por el mayor número de coches que circulan. En España tenemos que alegrarnos por la reducción de la siniestralidad que se ha producido en los últimos años, gracias sobre todo a la eficacia de las sanciones y a la mejora de las carreteras.

La prevención de los accidentes viales tiene en su contra el mito del progreso. Si a esto le sumamos el culto a la velocidad, el coche como símbolo de status y motor de la sociedad post industrial, lo que tenemos es una mezcla explosiva que hace que este problema sea difícil de manejar desde la Salud Pública.

¡Tendamos al futuro! ¡Atrás a toda máquina! Decía Humberto Eco


También Walter Benjamín, hace 50 años, había escrito, refiriéndose al progreso basado en la producción industrial a toda costa, que “quizá era hora de tirar de la palanca de alarma”. El coste físico de la velocidad es de tal magnitud que quizá ha llegado el momento de pararse a pensarlo.

Pero puede que haya otros factores relacionados con los accidentes de coche, cosas que tienen que ver con nuestro estado de ánimo, frustraciones, alegrías, éxitos, fracasos y deseos. El coche se  convierte en un objeto simbólico que muestra una parte de nosotros a los demás. Cómo se utiliza ese objeto  es algo inconsciente, irracional y por lo tanto de peor pronóstico.                                                               

En la película “Crash”(1996), del canadiense David Cronenberg, basada en una novela de James G. Ballard de 1973, podemos ver a un grupo de personas atraídas por los accidentes de coche, algunos también han sido víctimas de esos accidentes y las secuelas físicas son evidentes, pero además han sufrido una profunda transformación psíquica mas allá de sus heridas. Han adquirido una perversa patología sexual. Para ellos un accidente de tráfico es una metáfora de una relación sexual: incontrolable y de consecuencias imprevisibles.

Según el autor, practicar sexo en coches o chocar deliberadamente no son solo vías de escape, son la única manera que tienen los personajes de “sentir algo”. La novela propone que la sociedad post industrial ha creado ciudadanos insensibles a los que les es difícil sentir algo real. El líder del grupo es un experto en recrear accidentes famosos como el que causó la muerte de James Dean. Pero su obsesión es chocar contra el coche en el que viaja Elizabeth Taylor.

La propuesta es tan extrema, tan arriesgada, que aún tratando un tema tan cotidiano, parece una película de ciencia ficción,  de terror o incluso pornográfica.

La DGT en sus diferentes campañas ya hace un llamamiento para apaciguar el tráfico con mensajes que invitan a disminuir la velocidad porque lo importante es llegar aunque sea un poco más tarde.

Viendo este problema desde la óptica de Salud Pública, la pregunta es: ¿se podría hacer algo para disminuir los accidentes de coche sin recurrir a las sanciones?, ¿sin el miedo a ser cazado a más velocidad de la permitida?

Pero ¿Cómo se podría hacer prevención? ¿Sería posible desmontar los mitos que rodean el brillo de la carrocería de los coches? ¿Qué nos hace arriesgar tanto por llegar un poco antes?

Lo veo difícil, pero estaría bien pensarlo.


José L. Cantero. Enfermero. Técnico Salud Pública.





  • Es una ONG, que ha sido reconocida de utilidad pública (ASOCIACIÓN DE AYUDA Y ORIENTACIÓN A AFECTADOS POR ACCIDENTES DE TRÁFICO) fundada por familiares y amigos de víctimas de accidentes de tráfico el 15 de septiembre del año 2000.
  • Los objetivos son concienciar a la opinión pública, a la clase política y judicial para luchar contra la delincuencia vial y comprometernos en la ayuda psicosocial y jurídica a las víctimas de la violencia vial.
  • Dedica todos sus esfuerzos y actividades hacia la:
  • Prevención: fomentar y difundir una cultura de seguridad vial, sensibilizando a la sociedad en su conjunto, desde la opinión pública hasta el ciudadano particular, pasando por organizaciones públicas y privadas, en materia de prevención, educación y ayuda ante la violencia vial.
  • Asistencia psicosocial: prestar un asesoramiento profesionalizado y especializado a las personas afectadas en materia psicológica y social.
  • Profesionalización: formar a los colectivos profesionales que prestan servicio a las víctimas y afectados por la violencia vial para adaptarse mejor a sus características y necesidades.
  • Información legal: prestar asesoramiento para actuar en la defensa de los intereses de las personas afectadas por el accidente de tráfico, ya sea judicialmente o ante cualquier procedimiento administrativo derivado del accidente.


  • Los objetivos son:
  • Prestar ayuda al lesionado de tráfico y su familia cuando más lo necesita que es en la fase aguda (Psicológica, informativamente, etc.)
  • Facilitar a las víctimas y a sus familiares su reincorporación a su proyecto vital tanto personal, como familiar, como laboral.
  • Sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la ayuda a los accidentados de tráfico y a sus familias.
  • Blog: http://www.fundaciona.org/blog/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario